Mi experiencia como estudiante en Australia

¡Hola! Mi nombre es Cecilia, soy mexicana, tengo 25 años y llegué a Melbourne – Australia hace 6 meses. Llegué aquí con la intención de estudiar inglés por un par de meses, trabajar, y conocer este increíble país. Y bueno, ya me ven, sigo aquí. ¿Quieren saber mi historia?

Extendí mi visa con la ayuda mi agencia de estudios, Edutravel Group, ya que me gustó tanto el país que quise seguir aquí tomando un certificado en Marketing.

La verdad, de nada me he arrepentido. Y desde mi punto de vista como estudiante, turista y de empleada en este país, me gustaría contarte cómo ha sido mi experiencia hablando sobre algunos puntos.

Empleo. Recordemos que sólo podemos trabajar 20 horas a la semana, entonces hablamos de trabajos casuales/medio tiempo. En este rango de empleos las opciones más comunes son: mesera, dishwasher, kitchen hand, cleaner, nanny, barista (si tienes buenas habilidades), trabajar en lugares de comida rápida y hasta algunas tiendas de ropa los fines de semana. Aquí el secreto es imprimir un bonche de curriculums (hojas de vida) e irte recorriendo todas las calles llenas de restaurantes y bares que hay en la ciudad. Así como cafés y boutiques. O usar las apps donde encontrarás muchísimas ofertas. Personalmente, mi experiencia en Australia ha estado super chida, tanto que ahora ayudo a otros a tengan la misma oportunidad y trabajo con la agencia de estudios que me ayudó a renovar mi visa. ¡Vueltas que da la vida! 

  • Familia y amigos. Después de estar aquí tres meses, sufrí de homesick. Extrañaba mi espacio, mi familia, mis amigos, mi cultura, ¡muchísimo!, cómo no tienen una idea. Pero fue por temporadas. Se solucionaba con largas llamadas a mis papás y amigos, ¡gracias internet! Y con los amigos, obviamente también he extrañado a mis amistades de años, pero te aseguro que sea donde sea que estés encontrarás muy buenas amistades. Donde tomes clases, estarás lleno de gente de otra nacionalidad; también existen muchos lugares donde hacen intercambios de idiomas, ahí conocerás a mucha gente y también practicaras el idioma.
  • Comida. La ventaja de estar en un país multicultural es que siempre tendrás opciones para comer. Yo aproveché toda la variedad de platillos que había. Pero, como mencioné en mi artículo pasado: De mexicano a mexicano: ¿Dónde comprar productos mexicanos en Melbourne? Llega un momento en que cualquier persona extraña sus ingredientes. No te preocupes, sí hay varios lugares que los venden, no es tan barato pero si puedes preparar tus platillos típicos. Otro consejo que realmente sirve, es hacer las compras en los markets (tianguis, plazas de mercado, mercados, etc.). Puedes encontrar carnes, frutas, verduras, pan y mucho más en esos lugares a muy buen precio y frescos. Y otro tip, es, entre más tarde vayas, mucho más barato te puedes encontrar todo. Haz las compras lo más que puedas en los markets y lo demás en los supermercados.
  • Vivienda. Cuando yo llegué a Melbourne para estudiar inglés, estuve en un homestay, o sea viví un mes con una familia donde hablaba puro inglés y con ellos desayunaba y cenaba.Súper consejo, vivan con personas de diferentes nacionalidades-. O, si no quieres vivir en un homestay, puedes vivir en una casa de estudiante, dónde según tu presupuesto puedes compartir cuarto o rentar cuarto para ti solo.
  • Transporte. Lo admito, yo siempre me perdía ya que tomaba el transporte del lado contrario, me confundía mucho con el cambio de sentidos y como era nueva, aún no ubicaba muy bien donde estaban los lugares. Pero para la mayoría es muy fácil moverse aquí, ya que hay tren, trams y camiones. Y todos te llevarán a tu destino. Además, la misma tarjeta del transporte público la puedes usar para todos. Y, en el centro de la ciudad, el transporte no se cobra.
  • Acento australiano. Muchas veces me les quedaba viendo a los autralianos cuando me hablaban porque era un poco difícil entenderlos. Viniendo de México y teniendo como vecino a USA y a Canadá, relativamente, me acostumbré al acento americano, pero no te preocupes, al mes de estar aquí y entre más convivas con personas nativas será mucho más fácil entenderlo.

Pero, como diríamos en México: “cada quien lo cuenta, como le fue en la feria”. O sea, a mí me ha encantado mi experiencia como estudiante en este país. Claro que me tocó ir recorriendo calles y cafés para encontrar trabajo. Tienes que ser paciente, seguir buscando hasta encontrar, porque en verdad a pesar de que Australia tiene un costo de vida alto, con el sueldo que ganas puedes vivir muy bien.

Atrévete a vivir esta aventura, a conocer, a hacer amigos de otras nacionalidades. Nunca es tarde para emprender vuelo y vivir ese sueño.

Deja un comentario

Close Menu